"Si echas tu barca sobre las siempre agitadas pero saludables
aguas de la verdad, encontrarás tempestades. De tu bien se hablará mal. Esto es la cruz. Tómala y llévala, pues por medio de ella ganas y te ciñes la corona.
Peregrino en la tierra, tu morada es el cielo; extranjero, eres el huésped de Dios". Mary Baker Eddy